La música de El Lago de los Cisnes

Las partituras fueron fundamentales para materializar esta obra.

El Lago de los Cisnes es una obra de ballet dividida en cuatro actos. Fue compuesta entre 1875 y 1876 por Piotr Tchaikovsky, convirtiéndose en una obra maestra del ballet clásico que ha sido representada universalmente por numerosas compañías de danza.

Su argumento trata sobre la historia de amor de la princesa Odette y del príncipe Sigfrido en el típico ambiente de mitos y leyendas tan propio del Romanticismo. Este tipo de obras románticas llenas de simbolismo dominaron las corrientes artísticas durante el siglo XIX.

Sin embargo, al principio no tuvo mucho éxito y las primeras representaciones coreográficas no fueron del gusto del público y la crítica. Posteriormente, de la mano de Lev Ivanov y Marius Petipá, la pieza musical original sufrió modificaciones para poder adaptarla a una coreografía de ballet que se representaría en San Petersburgo. Es entonces cuando la obra consiguió tal éxito que la ha llevado a ser uno de los ballets más representadas en todo el mundo, siendo considerada una de las mejores obras de ballet de todos los tiempos.

 

El autor de El Lago de los Cisnes: Piotr I. Tchaikovsky

El autor de esta obra maestra es Piotr Ilich Tchaikovsky, compositor de música sinfónica de origen ruso. Poseía una personalidad muy compleja que empapaba todas sus creaciones, lo que hacía que su obra estuviera marcada por un estilo muy personal y profundamente expresivo.

En el año 1875, Vladimir Bergichev (director de los Teatros Imperiales de Moscú), pidió a Tchaikovsky componer la música para este ballet. A pesar de ser su primera creación en este estilo musical, Tchaikovskiy compuso esta magnífica obra por la que ha sido reconocido universalmente. Posteriormente creó otros ballets que tuvieron también un gran éxito como “La Bella Durmiente” o “El Cascanueces”, obras que alcanzaron gran popularidad y han llegado a los teatros más importantes del mundo, representadas por las mejores compañías del ballet clásico.

La orquestación de El Lago de los Cisnes es la típica de finales del siglo XIX. Entre los instrumentos de cuerdas destacan los violines, violas, violonchelos, contrabajos y arpa. En viento se utilizan flautas, oboes, fagots, clarinetes, flautín, trompas, trompetas, trombones y tuba. La percusión se consigue con timbales, caja, platillos, bombo, triángulo, pandereta, castañuelas y glockenspiel.

 

Estructura de la obra El lago de los Cisnes

Esta magnífica música de ballet clásico nos traslada a una atmósfera típica del Romanticismo, llena de magia, brumas y lugares de ensueño, todo representado con una espectacular coreografía. La princesa Odette es víctima de un hechizo que la convierte en cisne, y solo durante la noche puede adoptar su forma humana. La única manera de acabar con el hechizo es el juramento de amor eterno. El príncipe Sigfrido está dispuesto a romper el hechizo, pero tendrá que lidiar con el malvado brujo Von Rothbart que intentará impedirlo.

La obra es extensa, dividida en cuatro actos:

Acto I:

En el jardín del palacio, el Príncipe Sigfrido celebra su 21º cumpleaños. Su madre le recuerda que en el próximo Baile deberá elegir a su futura esposa.

Acto II:

En un bosque cercano a la orilla de un misterioso lago, a la pálida luz de la Luna se hayan las jóvenes-cisnes, víctimas del sortilegio del brujo Rothbart: de día cisnes de noche humanas. Hasta allí llega Sigfrido. La princesa Odette le explica que el sortilegio podrá romperlo solo aquel que le jure un amor verdadero. Sigfrido jura a Odette amor eterno y le invita al baile que se celebrará en su palacio al día siguiente.

Acto III:

Se celebra el gran baile anunciado. Entre los invitados de diferentes países están las novias de las cuales Sigfrido podría elegir a su futura esposa. Repentinamente, llega un caballero desconocido que en realidad es el brujo Rothbart y su hija Odile. Sigfrido cae en la trampa y, sin dudar, la escoge por esposa. El brujo triunfa. El juramento ya no puede salvar a Odette y sus amigas. Al aparecer la figura dolorida de Odette, la verdadera, Sigfrido descubre el engaño y, desesperado, se dirige hacia el lago.

 Acto IV:

De nuevo el bosque, el lago y la noche. Los cisnes se entregan a una danza melancólica mientras esperan a Odette, que aparece llorando y les cuenta la traición de Sigfrido. Llega Sigfrido y suplica el perdón de Odette. Ante la fuerza del amor, la magia de Rothbart desaparece y Odette y Sigfrido, con alegría, reciben los primeros rayos del sol.

Conclusión:

El final de la obra puede variar entre unas representaciones y otras dependiendo de la versión y de la compañía que la represente. Existen finales alternativos, como por ejemplo, con el triunfo de Rothbart, también existe la alternativa de la muerte del mago y del triunfo de la pareja.

Lo cierto es que, sea cual sea el final de la obra, El Lago de los Cisnes es una creación magistral y una de las más grandes joyas artísticas de la Rusia Imperial, que sigue siendo representada hasta nuestros días por las mejores compañías de danza de todo el mundo.

Escrito por Tatiana Solovieva.

la danza y ballet, te lo explicamos

El ballet y la danza

Igor Moiseyev Ballet.

Todo sobre el ballet y la danza

¿Qué es la danza?

La danza o el baile es un tipo de manifestación artística en la que se utiliza el movimiento acompañando a un ritmo acústico, que generalmente es musical. Como todo arte, representa una forma de comunicación no verbal en la que el bailarín o bailarina se expresa a través de su cuerpo y sus movimientos. Podemos decir que la danza y el baile es el lenguaje del cuerpo al ritmo de la música.  El baile siempre ha estado fuertemente ligado a la tradición cultural y es representativo de las diferentes épocas y ciudades.

La danza como arte escénica se compone varios elementos que el bailarín ha de combinar con acierto. Estos elementos son: el movimiento, el ritmo, la expresión corporal, la expresión facial, el espacio y el estilo.

La danza clásica o ballet clásico

La danza clásica es un tipo de baile que proviene de finales del periodo Renacentista italiano (1400-1600), cuando comenzaron las primeras representaciones de danzas clásicas. Fue Balthazar de Beaujoyeulx quién, en el siglo XVI, utilizó por primera vez la palabra ballet. Este compositor y coreógrafo francés de origen italiano definió el ballet como “una mezcla geométrica de personas que bailan juntas, acompañadas por varios instrumentos musicales”. Más tarde, Bastiano di Rossi lo definió como “una pantomima con música y danza”.

Este tipo de baile ha ido sufriendo cambios y modificaciones hasta convertirse en lo que hoy conocemos como danza o ballet clásico. Pero sigue manteniendo su característica principal: los bailarines realizan los movimientos de sus cuerpos siguiendo la armonía y coordinándose con la música que bailan.  Todos los pasos de la danza clásica o ballet clásico están codificados, de forma que el bailarín pueda representar con total armonía todos sus movimientos

Para realizar este tipo de baile los bailarines deben poseer un control total sobre su cuerpo, que se consigue con muchos años de formación. El ballet requiere mucha concentración y una fuerte disciplina para poder realizarlo de forma profesional, por eso es muy difícil llegar a ser un buen bailarín de danza clásica y ballet. A parte del talento y del don innato, ha de sumarse el esfuerzo, la perseverancia y la disciplina que esta disciplina supone.

A veces nos encontramos con la palabra ballet como un nombre para referirse a la composición musical que se ha compuesto expresamente para ser representada por medio de la danza clásica y no al baile en sí, como por ejemplo el ballet “El Lago de los Cisnes“.

 ¿Qué tipos de danza existen?

Desde sus orígenes en la prehistoria, la danza ha evolucionado y dando multitud de estilos diferentes. Las terminologías que pueden aplicarse a los tipos de danza se deben a factores sociales, artísticos y culturales.

Generalmente se distinguen 3 grandes tipos de danza:

La danza folclórica (danza popular):

Es la representación de una cultura local tradicional, acompañadas de una música y vestuario característico de esa sociedad. Representan las características particulares de esa cultura y tiene gran influencia del entorno, el clima y las culturas anteriores. Un ejemplo de este tipo de danzas son el tango, el flamenco, las danzas árabes o las jotas.Igor Moiseyev fue el que creó un género nuevo – Danza Popular escénica. En España el que llevo el folclore español a nivel del espectáculo teatral fue Antonio Gádez.

 La danza clásica:

Es la danza que hemos definido anteriormente. Como hemos dicho, tiene su origen en los bailes clásicos medievales y se caracteriza por una altísima precisión en los movimientos y una gran técnica de los bailarines. Todas las danzas clásicas se crean a partir de movimientos ya existentes y que están codificados. Es el baile que acompaña a las músicas clásicas como puede ser el ballet.

La danza clásica, además, tiene la peculiaridad de que suele tener un hilo argumental con principio, clímax y desenlace, que caracteriza la representación de los bailarines.

 La danza moderna o danza contemporánea:

El baile moderno lleva asociado un tipo de identidad social manifestado también por la vestimenta del bailarín. Además, al contrario que la danza clásica, puede saltarse el hilo argumentar y contar historias de forma no lineal. Incluso puede no contar una historia, sino representar un concepto, un ambiente o una estética determinada.

Este tipo de baile persigue el cambio y la innovación gracias a incorporar nuevas formas de movimientos y de ritmos, incluyendo también la improvisación.

Otra diferencia es que la danza clásica se construye a través de pasos ya existentes y siempre codificados mientras que la danza contemporánea busca la innovación y la creación de nuevas formas de movimiento de acuerdo con las necesidades del coreógrafo o el intérprete.

Simbología del ballet y la danza

La danza, el ballet y cualquier baile constituyen una forma de expresión y comunicación. En muchas ocasiones suele ser el eje de eventos sociales de ocio, de arte o incluso de manifestaciones religiosas. Es uno de los símbolos que representa a las culturas y las sociedades que han existido a lo largo de nuestra historia hasta nuestros días.

Todas las sociedades humanas han utilizado la danza como forma de expresión y para transmitir sus sentimientos, por lo que podemos decir que el baile es un acto natural en el ser humano, que casi siempre va unida a la música y, a veces, al canto.

En el caso de la danza clásica o ballet, se pretende reflejar la belleza y la armonía dentro de una historia narrativa. La precisión de los movimientos de los bailarines y la técnica depurada logran una sensación de perfección y de complejidad que encaja con la calidad de la música que acompaña a este tipo de bailes.
Danza moderna: Kiev Modern Ballet

Ballet San Petersburgo – El Confidencial

 “El lago de los cisnes” y “La bella durmiente” son las obras de Chaikovsky.

El Ballet de San Petersburgo trae al verano madrileño “El lago de los cisnes”

 

Madrid, 20 jun (EFE).- “El lago de los cisnes” y “La bella durmiente” son las obras de Chaikovsky que el Ballet de San Petersburgo, compañía del director artístico y coreógrafo Andrey Batalov, presentará este verano en el Teatro de la Luz Phillips Gran Vía de la capital española.

En concreto, la compañía traerá “El lago de los cisnes” del 3 al 15 de julio y del 24 de julio al 6 de agosto, mientras que “La bella durmiente” tomará el escenario del 17 al 22 de julio “para repetir el éxito cosechado el año pasado”, ha informado hoy la producción en un comunicado.

Las presentaciones contarán con las actuaciones de Ekaterina Bortiakova, Nikolay Nazarkhevich y el citado Andrey Batalov, solista principal de Mariinskiy Ballet y “figura reconocida a la altura de artistas como Baryshnikov y Nizhinskiy”.

¡¡Apúntate a nuestra Newsletter!!. Tenemos muchas novedades de la giras, artistas, directores y compañías.   ¡¡ Y MUCHOS DESCUENTOS Y SORTEOS!!