La Escuela del Ballet Ruso: el camino a la excelencia

A menudo me preguntan ¿por qué la escuela rusa es tan importante?.

Hablaré un poco sobre la historia de ballet en Rusia, de todas forma sobre el ballet ruso en el Siglo XX habrá que escribir otro artículo y muchísimo más extenso.

Rusia sigue siendo un centro de la cultura mundial de la danza. No solo por la cantidad de obras en el repertorio o por la escuela, que se considera la mejor del mundo, sino por la profundidad de las obras.  En el ballet, los espectáculos rusos no son gimnasia o deporte, es arte que respeta las tradiciones, escuela, profesores,…

Artistas que han conseguido superar lo conocido en su época. Aprenden a cada paso y siguen adelante pero siempre con un gran respeto al Arte. Como todo en el mundo, en diferentes países aparecen fenómenos parecidos casi al mismo tiempo (alguna década de diferencia es insignificante para la historia).

 

El ballet tenía como fin entretener principalmente a los aristócratas.

Durante centenares de años, el ballet tenía como fin entretener principalmente a los aristócratas.  En sus comienzos, el ballet, como forma de arte teatral, servía de complemento a la opera, los bailarines actuaban con máscara y a menudo sin que su presencia tuviera relación con el desarrollo del argumento. En el siglo XVII, las danzas se introducían también en las representaciones teatrales (por ejemplo en las obras de Moliere).

El ballet, como especialidad de la danza, aparece en la Francia de Luis XIV (con influencia italiana y española). El nombre del creador de la escuela es Jean-Georges Noverre (1727-1810), por eso la terminología de ballet es francesa. Jean-Georges Noverre fue el primero en hacer un ballet con argumento, como una obra entera e independiente, “Jason y Medea”, con música  Jean-Joseph Rodolphe (1763, Stuttgart).

En muchas óperas de esta época vemos un pequeño ballet cómo un cuadro insertado en la obra. Un ejemplo es la ópera “Orfeo y Eurídice“, del compositor alemán Ch. W. Gluck, que fue estrenada en Viena en 1762. En varias operas de Mozart: Idomeneo 1781, Las Bodas de Fígaro, 1786, Don Juan 1787.

https://es.wikipedia.org/wiki/Ópera-ballet

Las primeras representaciones de ballet en San Petersburgo aparecieron en la corte del zar Alexis I de Rusia el 17 de febrero de 1672 con el espectáculo “Orfeo”. En la época de Pedro I el Grande, en Rusia se promulgó una ley, según la cual las danzas tenían que formar parte de la educación aristocrática y los jóvenes de las clases nobles obligatoriamente tenían que estudiar danza.

En 1731, fue abierta en San Petersburgo la primera escuela para preparar cadetes militares, donde estudiaban niños de las familias de alta cuna a partir de 5-6 años de edad y durante 15 años. Los cadetes tenían que aprender las reglas de un comportamiento refinado propio de los sectores aristocráticos, por eso era obligatorio estudiar las bellas artes, la música y la danza.

En 1734  fue invitado cómo profesor de danza Jean Baptice Landé (1697 Bordeux -1748 San Petersburgo). Su primer espectáculo de danza en 1736 fue divertimento en la ópera de Francesco Araya “La Fuerza del amor y odio” (coreografía de Foccano). Las actuaciones de cadetes tenían éxito, pero al terminar la escuela ellos abandonaban los estudios de danza y se dedicaban a los asuntos del Estado.

 

Landé solicitó a los zares la creación de una escuela de ballet.

En 1738 Landé solicitó a los zares la creación de una escuela de ballet para poder preparar a los bailarines profesionales.  Así apareció la Escuela de su Majestad Imperial, que posteriormente se convirtió en la Escuela Imperial de Teatro, actualmente es la Academia de Ballet Ruso “Vaganova”.  La escuela estaba situada en el Viejo Palacio de Invierno, donde en el siglo XVII fue construido el Teatro Hermitage. Sus alumnos, los primeros artistas de ballet ruso, posteriormente se quedaban como profesores.

En 1742 los alumnos de Lande participaban en los actos de coronación de Isabel I de Rusia, con dos ballets: “La manzana de oro en el festín de dioses y el juicio sobre Paris” y “La alegría de los pueblos sobre la aparición de Astrea en el horizonte de Rusia y restauración de la Edad Dorada”.

Después de la llegada a Rusia de la princesa Sophie Friederike Auguste Anhalt-Zerbst,  futura Emperatriz Catalina II la Grande” en 1744, Landé se convirtió en su profesor de danza. La importancia que le daba la Corona rusa a las artes, y especialmente los espectáculos para los Teatros Imperiales, Mariinskiy en San Petersburgo y Bolshoi en Moscú, han tenido fantásticos resultados. Una multitud de grandiosos espectáculos en su repertorio, grandes compositores, coreógrafos, diseñadores, profesores, artistas…

En las óperas, el ballet seguiría existiendo con su función auxiliar, pero cada vez con más importancia en la trama. En muchas óperas las escenas de ballet se convirtieron en las obras que en la actualidad tienen vida independiente.

 

Los mejores actos de ballet de las óperas:

  • Mijail Glinka: “Iván Susanin” (o “La Vida por el Zar”) – Un acto de Baile Polaco. En 1836 estrenada en San Peterburgo.
  • Mijail Glinka “Ruslán y Liudmila” – un acto de danzas orientales. Estrenada en 1842 en San Petersburgo.
  • Modest Musorgskiy “Jovánschina“, la danza de las persas 1886.
  • Alexander Borodín “Príncipe Igor” – con el acto de ballet “Las danzas polovtsianas”. Borodín empezó a componer esta ópera en 1869, pero su estreno fue en 1890 después de la muerte del compositor.
  • Charles Gounod, en la opera Fausto, incluye como acto de ballet “La noche de Walpurgis”.

La Noche de Walpurgis. Ballet Imperial Ruso. Música Charles Gounod, coreografía Leonid Lavrovskiy

Las Danzas Polovtsianas. Ballet Imperial Ruso. Música Alexander Borodin, Coreografía Kasyan Goleyzovskiy

En 1859 se estrenó en Paris la ópera Fausto, pero la escena de ballet “La Noche de Walpurgis” no fue añadida hasta 1869. En Rusia este ballet se interpreta con la coreografía de Leonid Lavrovskiy. En el siglo XIX,  los mejores espectáculos de danza se creaban en Rusia, la Corona dedicaba muchísimo dinero a las producciones. Los más importantes bailarines y coreógrafos de la época buscaban contratos en Rusia.

 

Marius Petipa decía:  “El Ballet es el arte serio, en él debería prevaleces plástica y belleza”

Por ejemplo, M. Petipa trabajó en Rusia durante 60 años. Marius Petipá creo más de 60 ballets, de los cuales los más importantes son: su primer ballet “La hija del Faraón” (San Petersburgo, 1862), “Don Quijote” (Moscú, 1869), “La Bayadera” (San Petersburgo, 1877), “La Bella Durmiente“ (San Petersburgo, 1890), El Lago de los Cisnes (San Petersburgo, 1895,  junto  con Lev Ivanov), Raimonda (San Petersburgo, 1898). Marius Petipa decía:  “El Ballet es el arte serio, en él debería prevaleces plástica y belleza, y no todo tipo de saltos, giros sin sentido y elevaciones de piernas por encima de la cabeza… Así el ballet cae, sin duda, cae”.

Los ballets de Piotr Iliich Chaikovskiy (1840-1893) abrieron una nueva época en el ballet mundial. El lago de los Cisnes (1877), La Bella Durmiente (1890) y El cascanueces (1892), que hasta el día de hoy son los ballets más queridos y más representados en todo el mundo.

La riqueza cultural rusa fue presentada en Europa por uno de los más grandes empresarios teatrales en todos los tiempos: Serguey Diaguilev. Primero con las exposiciones de arte, después con la ópera,  a partir de 1909 con las temporadas de los Ballets Rusos en Paris y después en los más importantes escenarios europeos y americanos.

Cuando después del éxito de la ópera rusa en Paris, teniendo ya el contrato para el año siguiente, Diáguilev anunció al director de la ópera de París que pensaba traer ballets en la siguiente temporada, el director francés le anuló el contrato diciendo que el ballet no era comercial. Diaguilev alquiló otro teatro en Paris, el Teatro Chatelet, hizo reformas para que tuviera el lujo necesario para los espectadores, que además debería corresponder a la estética rusa…

 

Diaguilev reunió a los mejores creadores, artistas… para llevar adelante sus ideas artísticas.

El siglo XX debe mucho, por no decir todo a Diaguilev. El reunió a los mejores creadores, artistas, nobleza, patrocinadores de todas partes para llevar adelante sus ideas artísticas sobre cómo tenía que desarrollarse el ballet y el arte en general. El revolucionó el arte en el primer cuarto de siglo XX, impulsó muchos proyectos culturales que directa o indirectamente salían de las ideas de Diagulev.

Como dato curioso, en esta época muchos bailarines ingleses cambiaban sus nombres por nombres rusos (Anton Dolin – Patrick Healey-Kay, Alisia Markova – Lilian Alice Marks y Lidia Sokolova – Hilda Munnings)

Recibía muchas críticas de los puristas clásicos, pero conseguía triunfos en los más importantes teatros del mundo. Si no fuera por los artistas rusos de Diaguilev, posiblemente no existirían ni el ballet de Monte Carlo, ni el de Paris, ni el de Nueva York, ni el de Cuba………. Hasta La Tropicana de Cuba surgió porque en las fechas del año nuevo los artistas de los Ballets Rusos de Diaguilev estaban en Cuba y crearon un espectáculo festivo.

Como ejemplo, en Granada en la actualidad, la Compañía Nacional de Danza estrena El Sombrero de tres picos (decorado lo hizo Picasso). Es un ballet que no existiría si no fuera por Sergey Diaguilev. Por los problemas de Revolución Rusa y la Primera Guerra Mundial, tras  su gira por América, la compañía de Ballets Rusos de Diaguilev llega a Cádiz, actúa a Madrid, donde tiene muchísimo éxito (1916-1918). El rey Alfonso XIII valora la amistad con Diaguilev, personalmente le encuentra actuaciones en el norte de España… Diaguilev decide hacer una obra con temas de España.

 

Diaguilev trabajó con Manuel de Falla.

Trabajó encima de Manuel de Falla para que hiciera la música necesaria para un buen ballet, recortaba y ampliaba partes musicales… y buscaba personalmente a los bailarines. El primer bailarín masculino, Félix Fernández, posteriormente se fue de gira con el Ballet Ruso a Londres (22.07.1919 estreno en el Teatro Alhambra de Londres), pero a la bailarina española los padres no le permitieron salir de España.

Gracias a Sergey Diaguilev el camino del ballet en el siglo XX cambió su rumbo

Escrito por Tatiana Solovieva.

La música de El Lago de los Cisnes

Las partituras fueron fundamentales para materializar esta obra.

El Lago de los Cisnes es una obra de ballet dividida en cuatro actos. Fue compuesta entre 1875 y 1876 por Piotr Tchaikovsky, convirtiéndose en una obra maestra del ballet clásico que ha sido representada universalmente por numerosas compañías de danza.

Su argumento trata sobre la historia de amor de la princesa Odette y del príncipe Sigfrido en el típico ambiente de mitos y leyendas tan propio del Romanticismo. Este tipo de obras románticas llenas de simbolismo dominaron las corrientes artísticas durante el siglo XIX.

Sin embargo, al principio no tuvo mucho éxito y las primeras representaciones coreográficas no fueron del gusto del público y la crítica. Posteriormente, de la mano de Lev Ivanov y Marius Petipá, la pieza musical original sufrió modificaciones para poder adaptarla a una coreografía de ballet que se representaría en San Petersburgo. Es entonces cuando la obra consiguió tal éxito que la ha llevado a ser uno de los ballets más representadas en todo el mundo, siendo considerada una de las mejores obras de ballet de todos los tiempos.

 

El autor de El Lago de los Cisnes: Piotr I. Tchaikovsky

El autor de esta obra maestra es Piotr Ilich Tchaikovsky, compositor de música sinfónica de origen ruso. Poseía una personalidad muy compleja que empapaba todas sus creaciones, lo que hacía que su obra estuviera marcada por un estilo muy personal y profundamente expresivo.

En el año 1875, Vladimir Bergichev (director de los Teatros Imperiales de Moscú), pidió a Tchaikovsky componer la música para este ballet. A pesar de ser su primera creación en este estilo musical, Tchaikovskiy compuso esta magnífica obra por la que ha sido reconocido universalmente. Posteriormente creó otros ballets que tuvieron también un gran éxito como “La Bella Durmiente” o “El Cascanueces”, obras que alcanzaron gran popularidad y han llegado a los teatros más importantes del mundo, representadas por las mejores compañías del ballet clásico.

La orquestación de El Lago de los Cisnes es la típica de finales del siglo XIX. Entre los instrumentos de cuerdas destacan los violines, violas, violonchelos, contrabajos y arpa. En viento se utilizan flautas, oboes, fagots, clarinetes, flautín, trompas, trompetas, trombones y tuba. La percusión se consigue con timbales, caja, platillos, bombo, triángulo, pandereta, castañuelas y glockenspiel.

 

Estructura de la obra El lago de los Cisnes

Esta magnífica música de ballet clásico nos traslada a una atmósfera típica del Romanticismo, llena de magia, brumas y lugares de ensueño, todo representado con una espectacular coreografía. La princesa Odette es víctima de un hechizo que la convierte en cisne, y solo durante la noche puede adoptar su forma humana. La única manera de acabar con el hechizo es el juramento de amor eterno. El príncipe Sigfrido está dispuesto a romper el hechizo, pero tendrá que lidiar con el malvado brujo Von Rothbart que intentará impedirlo.

La obra es extensa, dividida en cuatro actos:

Acto I:

En el jardín del palacio, el Príncipe Sigfrido celebra su 21º cumpleaños. Su madre le recuerda que en el próximo Baile deberá elegir a su futura esposa.

Acto II:

En un bosque cercano a la orilla de un misterioso lago, a la pálida luz de la Luna se hayan las jóvenes-cisnes, víctimas del sortilegio del brujo Rothbart: de día cisnes de noche humanas. Hasta allí llega Sigfrido. La princesa Odette le explica que el sortilegio podrá romperlo solo aquel que le jure un amor verdadero. Sigfrido jura a Odette amor eterno y le invita al baile que se celebrará en su palacio al día siguiente.

Acto III:

Se celebra el gran baile anunciado. Entre los invitados de diferentes países están las novias de las cuales Sigfrido podría elegir a su futura esposa. Repentinamente, llega un caballero desconocido que en realidad es el brujo Rothbart y su hija Odile. Sigfrido cae en la trampa y, sin dudar, la escoge por esposa. El brujo triunfa. El juramento ya no puede salvar a Odette y sus amigas. Al aparecer la figura dolorida de Odette, la verdadera, Sigfrido descubre el engaño y, desesperado, se dirige hacia el lago.

 Acto IV:

De nuevo el bosque, el lago y la noche. Los cisnes se entregan a una danza melancólica mientras esperan a Odette, que aparece llorando y les cuenta la traición de Sigfrido. Llega Sigfrido y suplica el perdón de Odette. Ante la fuerza del amor, la magia de Rothbart desaparece y Odette y Sigfrido, con alegría, reciben los primeros rayos del sol.

Conclusión:

El final de la obra puede variar entre unas representaciones y otras dependiendo de la versión y de la compañía que la represente. Existen finales alternativos, como por ejemplo, con el triunfo de Rothbart, también existe la alternativa de la muerte del mago y del triunfo de la pareja.

Lo cierto es que, sea cual sea el final de la obra, El Lago de los Cisnes es una creación magistral y una de las más grandes joyas artísticas de la Rusia Imperial, que sigue siendo representada hasta nuestros días por las mejores compañías de danza de todo el mundo.

Escrito por Tatiana Solovieva.

la danza y ballet, te lo explicamos

El ballet y la danza

Igor Moiseyev Ballet.

Todo sobre el ballet y la danza

¿Qué es la danza?

La danza o el baile es un tipo de manifestación artística en la que se utiliza el movimiento acompañando a un ritmo acústico, que generalmente es musical. Como todo arte, representa una forma de comunicación no verbal en la que el bailarín o bailarina se expresa a través de su cuerpo y sus movimientos. Podemos decir que la danza y el baile es el lenguaje del cuerpo al ritmo de la música.  El baile siempre ha estado fuertemente ligado a la tradición cultural y es representativo de las diferentes épocas y ciudades.

La danza como arte escénica se compone varios elementos que el bailarín ha de combinar con acierto. Estos elementos son: el movimiento, el ritmo, la expresión corporal, la expresión facial, el espacio y el estilo.

La danza clásica o ballet clásico

La danza clásica es un tipo de baile que proviene de finales del periodo Renacentista italiano (1400-1600), cuando comenzaron las primeras representaciones de danzas clásicas. Fue Balthazar de Beaujoyeulx quién, en el siglo XVI, utilizó por primera vez la palabra ballet. Este compositor y coreógrafo francés de origen italiano definió el ballet como “una mezcla geométrica de personas que bailan juntas, acompañadas por varios instrumentos musicales”. Más tarde, Bastiano di Rossi lo definió como “una pantomima con música y danza”.

Este tipo de baile ha ido sufriendo cambios y modificaciones hasta convertirse en lo que hoy conocemos como danza o ballet clásico. Pero sigue manteniendo su característica principal: los bailarines realizan los movimientos de sus cuerpos siguiendo la armonía y coordinándose con la música que bailan.  Todos los pasos de la danza clásica o ballet clásico están codificados, de forma que el bailarín pueda representar con total armonía todos sus movimientos

Para realizar este tipo de baile los bailarines deben poseer un control total sobre su cuerpo, que se consigue con muchos años de formación. El ballet requiere mucha concentración y una fuerte disciplina para poder realizarlo de forma profesional, por eso es muy difícil llegar a ser un buen bailarín de danza clásica y ballet. A parte del talento y del don innato, ha de sumarse el esfuerzo, la perseverancia y la disciplina que esta disciplina supone.

A veces nos encontramos con la palabra ballet como un nombre para referirse a la composición musical que se ha compuesto expresamente para ser representada por medio de la danza clásica y no al baile en sí, como por ejemplo el ballet “El Lago de los Cisnes“.

 ¿Qué tipos de danza existen?

Desde sus orígenes en la prehistoria, la danza ha evolucionado y dando multitud de estilos diferentes. Las terminologías que pueden aplicarse a los tipos de danza se deben a factores sociales, artísticos y culturales.

Generalmente se distinguen 3 grandes tipos de danza:

La danza folclórica (danza popular):

Es la representación de una cultura local tradicional, acompañadas de una música y vestuario característico de esa sociedad. Representan las características particulares de esa cultura y tiene gran influencia del entorno, el clima y las culturas anteriores. Un ejemplo de este tipo de danzas son el tango, el flamenco, las danzas árabes o las jotas.Igor Moiseyev fue el que creó un género nuevo – Danza Popular escénica. En España el que llevo el folclore español a nivel del espectáculo teatral fue Antonio Gádez.

 La danza clásica:

Es la danza que hemos definido anteriormente. Como hemos dicho, tiene su origen en los bailes clásicos medievales y se caracteriza por una altísima precisión en los movimientos y una gran técnica de los bailarines. Todas las danzas clásicas se crean a partir de movimientos ya existentes y que están codificados. Es el baile que acompaña a las músicas clásicas como puede ser el ballet.

La danza clásica, además, tiene la peculiaridad de que suele tener un hilo argumental con principio, clímax y desenlace, que caracteriza la representación de los bailarines.

 La danza moderna o danza contemporánea:

El baile moderno lleva asociado un tipo de identidad social manifestado también por la vestimenta del bailarín. Además, al contrario que la danza clásica, puede saltarse el hilo argumentar y contar historias de forma no lineal. Incluso puede no contar una historia, sino representar un concepto, un ambiente o una estética determinada.

Este tipo de baile persigue el cambio y la innovación gracias a incorporar nuevas formas de movimientos y de ritmos, incluyendo también la improvisación.

Otra diferencia es que la danza clásica se construye a través de pasos ya existentes y siempre codificados mientras que la danza contemporánea busca la innovación y la creación de nuevas formas de movimiento de acuerdo con las necesidades del coreógrafo o el intérprete.

Simbología del ballet y la danza

La danza, el ballet y cualquier baile constituyen una forma de expresión y comunicación. En muchas ocasiones suele ser el eje de eventos sociales de ocio, de arte o incluso de manifestaciones religiosas. Es uno de los símbolos que representa a las culturas y las sociedades que han existido a lo largo de nuestra historia hasta nuestros días.

Todas las sociedades humanas han utilizado la danza como forma de expresión y para transmitir sus sentimientos, por lo que podemos decir que el baile es un acto natural en el ser humano, que casi siempre va unida a la música y, a veces, al canto.

En el caso de la danza clásica o ballet, se pretende reflejar la belleza y la armonía dentro de una historia narrativa. La precisión de los movimientos de los bailarines y la técnica depurada logran una sensación de perfección y de complejidad que encaja con la calidad de la música que acompaña a este tipo de bailes.
Danza moderna: Kiev Modern Ballet

Mejor espectáculo de danza La Bella Durmiente Ballet de San Petersburgo

PREMIOS TEATRO DE ROJAS XXVII EDICIÓN

Un premio por el que trabajamos día a día para conseguirlo.

 

El teatro Rojas ha hecho público los ganadores de los premios Teatro de RojasXXVII. Entre ellos hemos salido ganadores como mejor espectáculo de danza 2018 con La Bella Durmiente Ballet de San Petersburgo. La Gala de Entrega de Premios se celebrará para el inicio de la Temporada de Otoño (penúltimo fin de semana de septiembre aproximadamente, aunque se confirmará más adelante) del Coliseo toledano. Estos premios, de los que ya celebramos su vigésimo séptima edición, son otorgados por los propios espectadores del Teatro de Rojas, cerca de dos mil, que reciben en sus casas la programación del teatro y que hacen que estos premios hayan adquirido, a lo largo de los años, una gran relevancia en el mundo del teatro.

Es un honor para nuestra compañía poder asistir en octubre a esta entrega de premios. Cada año que el Ballet de San Pertersburgo viene  de gira a España por las principales ciudades, nuestro objetivo principal es qué los espectadores disfruten de los mejores artistas  y espectáculos de la danza.  Si después de conseguir ese objetivo, por el qué trabajamos cada día, nos reconocen con premios a mejor espectáculo de danza hace que sea más gratificante los largos días de trabajo en la gira.  Gracias a todos aquellos espectadores que han participado en esta acción y que con sus votos hemos ganado un premio que a muchas compañías les gustaría tener.

En estos premios que se repiten cada año hay muchas compañías importantes, lo qué hace que llevarnos este gran premio de la danza  y luchar contra el resto nos haga sentirnos más seguros para seguir trayendo los mejores espectáculos de danza a toda España.

El ballet de San Petersburgo llega a Madrid al Teatro EDP con La Bella Durmiente y Lago de los Cisnes. Las fechas están en nuestra web donde se puede ver las funciones que tenemos durante el próximo mes de julio. Como cada año intentamos traer a los mejores artistas y después de este premio, hemos firmado un acuerdo con dos bailarines que trabajan con las compañías  mas importantes del mundo como solistas principales.

La novedad de este año serán las grandes estrellas internacionales Natalya Kush y Ievgen Lagunov. Andrey Batalov director de la compañía del Ballet de San Petersburgo  ha sido quien ha conseguido que este verano podamos disfrutar de estos dos importante solistas. No ha sido fácil convencerles, pero sabíamos que para diferenciarnos sobre el resto de ballets, teníamos que traerles para que nuestro público pudiese disfrutar de ellos en plena escena.

Natalya Kush

Nació en Ucrania, se graduó en la Escuala de Teatro de Dnepropetrovsk. Fue solista del Ballet de Dnepropetrovsk durante 2 años. Después estudió en el Conservatorio de Ballet en Sankt-Pölten (Austria) bajo la dirección de la profesora rusa Shida Mubariakova. Fue solista en los Ballets de Magdeburg (Alemania), Cairo (Egipto), Viena (WienerStaatsoper, Austria, 2005-2013). Queensland Ballet en Brisbane (Australia). Desde 2015 es solista principal de AustralianBallet en la ciudad de Melbourne (Australia).

Levgen Lagunov

Se formó en la Escuela de Ballet de Donetsk (Ucrania) (Choreographic School of Vadim Pisarev (school of the Donetsk State Academic Opera and Ballet Theatre). Fue ganador en varias Competiciones de Ballet:

Serge Lifar International Ballet Competition, Kiev – 2º premio (2004); 1º premio (2006)
International Yury Grigorovich Competition, “Young Ballet of the World”, Sochi – 2º premio (2006)
Perm International Ballet Competition – Diploma (2004)
Vaganova-Prix International Ballet Competition, Saint Petersburg – 2º premio (2002)

Professional work:

Desde 2013 es solista de la Opera Nacional de Hungría.
Donetsk Academic Opera and Ballet Theatre – principal
National Opera and Ballet of Kiev – principal

Premios Teatro Rojas:

 

MEJOR ESPECTÁCULO DE DANZA LA BELLA DURMIENTE (Ballet de San Petersburgo)

MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA ADRIANA OZORES (La cantante calva)

MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA FERNANDO TEJERO (La cantante calva)

MEJOR DIRECCIÓN ESCÉNICA EMILIO GUTIÉRREZ CABA (La cueva de Salamanca)

MEJOR TEXTO DE AUTOR ESPAÑOL ÚLTIMO TREN A TREBLINKA, de Patxo Tellería

MEJOR ESPECTÁCULO DE TEATRO ÚLTIMO TREN A TREBLINKA (Cía. Vaivén Producciones)

MEJOR ESPECTÁCULO INFANTIL Y FAMILIAR EL LAGO DE LOS CISNES (Cía. Morfeo Teatro, Karlik Danza y Gloria Muñoz)

MEJOR ESPECTÁCULO DE COMPAÑÍAS DE CASTILLA – LA MANCHA CARMEN DE MÉRIMÉE, de la Compañía de Sangre y Raza (Toledo)

Leonid Milovanov director compañía Cosacos de Rusia

Leonid Milovanov director de Cosacos de Rusia

Fundador del Teatro Estatal de Danza ”Cosacos de Rusia”

“Teatro Estatal de Danza en la actualizad es el mayor orgullo de la ciudad Lipetsk “

Un gran director, coreógrafo y profesor toda una vida dedicado a expandir el arte de la danza.

Leonid Milovanov nació en Lipetsk en 1949, se graduó en Moscú y desde 1968 toda su vida ha estado relacionado con la danza, como profesor y coreógrafo. Fue coreógrafo de la emblemática compañía rusa Coro de Cosacos de Kubán, dirigió la compañía de danza “Stavopolie ” y en 1990 creó la compañía “Cosacos de Rusia ” con el objetivo de recuperar y popularizar las tradiciones cosacas.

Leonid Milovanov director compañía Cosacos de Rusia

El primer programa de Cosacos de Rusia, basado en materiales etnográficos únicos, se estrenó en 1991 y lleva ya casi 30 años representando a Rusia en los mejores escenarios internacionales. En la actualidad es habitual oír nombrar a esta compañía “Gran Ballet Cosaco” acentuando la maestría de sus artistas. Desde los estrenos de los ballets de gran formato Leyenda del Don (basado en el libro de M. Sholokhov “ El Don Apacible”) y Pugachiov (basado en el libro de A. Pushkin “ La Hija del Capitán”), la Compañía Estatal de Danza adquirió el derecho de llamarse Teatro Estatal de Danza “Cosacos de Rusia”.

“La compañía dirigida por Leonid Milovanov está siempre en el centro de los más importantes acontecimientos nacionales e internacionales”

 

Entre los acontecimientos más importantes podrían ser: la campaña de elección del presidente de Rusia, el programa cultural de la Olimpiada en Sochi, actividades para levantar el espíritu de los soldados en Khmeimim (Siria), la gala de celebración del 60 aniversario de la coronación de Isabel II en Windsor, programas culturales de Rusia en Grecia, Alemania, Italia y España, entre otros muchos.

Leonid Milovanov dirige además el Festival Internacional “Amigos de Cosacos de Rusia” . Otro de sus objetivo, al  cual dedica muchos esfuerzos, es educar a los niños y jóvenes en los valores y amor a la cultura y tradiciones cosacas. Durante 20 años, gracias a su labor, está funcionando una escuela de danzas y canciones cosacas como parte de la Compañía. Algunos de sus alumnos (más de 300 en total) pueden presumir de múltiples Medallas de Oro en concursos nacionales e internacionales. Con el apoyo del Ministerio de Cultura se organiza el Festival “Kazachok ” (kazachiok-jóven cosaco) para educar a los jóvenes en el espíritu patriótico por medio de las tradiciones y artes.

Leonid Milovanov ha sabido crear un magnífico equipo y ha conseguido importantes infraestructuras para la compañía como medios de transporte, talleres de vestuario y decorado, estudio de grabación y un centro deportivo de rehabilitación. La labor de Leonid Milovanov ha sido reconocida con múltiples premios y nombramientos.

  • 1997 – Artista Emérito de Rusia
  • 2005 – Primer Premio al desarrollo y mantenimiento de la creación popular
  • 2010 – Artista del Pueblo de Rusia
  • 2014 – Laureado con el Premio del Gobierno de Rusia
  • 2017 – Laureado con el Premio “Tikhon Khrennikov”
  • Agradecimientos del Consejo del Presidente de Rusia “Por la gran aportación en el desarrollo de la cultura cosaca” 2016, 2018, y del Consejo de Federación de Rusia 2019
  • Es miembro de la Academia de Ciencias y Artes “Petrovskaya” de San Petersburgo.

Leonid Milovanov bailando con sus artistas de Cosacos Rusos.  Cosacos de Rusia en los Jardines de Sabatini, Palacio Real de Madrid.

La gira 2019 de Cosacos de Rusia está actualmente en pleno recorrido por muchas ciudades españolas. Si quieres más información pincha y busca tu ciudad.

¡¡Apúntate a nuestra Newsletter!!. Tenemos muchas novedades de la giras, artistas, directores y compañías.   ¡¡ Y MUCHOS DESCUENTOS Y SORTEOS!!