Prensa

Tatiana Solovieva dona cuatro árboles al Bosque de la Danza de Logroño

Tatiana junto a uno de sus árboles. 

Los árboles han sido dedicados a cuatro grandes artistas de la danza de Rusia

Junto a José Carlos Martínez, director de la Compañía Nacional de Danza, Tatiana Solovieva, representante oficial en España de la Unión Internacional de Artistas de Rusia, ha participado en la plantación nuevos árboles en el Bosque de la Danza de Logroño, al que se han incorporado once nuevos ejemplares y ya cuenta con más de 40 árboles con el nombre de otros tantos bailarines.

Desde su creación por la Casa de la Danza en 2009, se aprovecha la celebración del Día Internacional de la Danza cada 29 de abril para realizar plantaciones en este jardín logroñés, ubicado en el parque de La Ribera, junto a la residencia universitaria.

En el acto celebrado este viernes, la maestra de la CND Anael Martín ha plantado un árbol para recordar a Hugo Gufantti, un prestigioso bailarín argentino que fue gran estrella en el Ballet Nacional de Cuba.

bosque danza Logroño con director escuela

Tatiana Solovieva, promotora de espectáculos de danza, ha plantado cuatro ejemplares con los nombres de grandísimas figuras de la danza de su país: Igor Moiseyev, Gediminás Tarandá, Andrey Batalov y Leonid Milovanov, todos ellos estrellas internacionales.

El bailarín Sergio Cardozo, también presente en el acto de plantación, contará también con su propio árbol, de la especie almendro.

La gran Anna Pavlova también tendrá este año su ejemplar dedicado gracias a la donación de la Cofradía del Vino de Rioja, cuyos representantes han asistido al acto.

Un anónimo donante ha regalado un tejo que llevará el nombre de José Limón, uno de los más grandes coreógrafos que ha dado la historia de la danza de México, quien fue creador de un estilo y una escuela de danza reconocidos en el mundo entero.

Además, se ha incorporado otro ejemplar con el nombre de Maribel Gallardo y Currillo, ambos primeros bailarines del Ballet Nacional de España quienes, al estar de gira, no han podido estar presentes pero que han prometido un visita para disfrutar del Bosque de la Danza.

bosque danza Logroño con periodistas

En este evento coincidimos con diferentes personas muy representativas en España en la profesión : José Carlos Martínez (Director CDN), Sergio Cardozo…

Por último, se ha plantado un árbol con los nombres de los galardonados con el Galardón Biloba 2019 que concede la Casa de la Danza cada tres años, y que esta edición corresponde a Filipa de Castro y Carlos Pinillos, una pareja de intérpretes de reconocido prestigio internacional que son primeros bailarines de la Compañía Nacional de Ballet de Portugal.

Cuatro grandes artistas de Rusia:

  1. Leonid Milovanov – director del Teatro Estatal de Danza Cosacos de Rusia. La primera gira con esta compañía por España la hizo en 1993.
  2. Gediminas Tarandá – director del Ballet Imperial Ruso (fue solista del Ballet Bolshoi). Cuando él y Maya Plisetskaya crearon el Ballet Imperial Ruso, la primera gira fue a España – 1995 con ella.
  3. Andrey Batalov – director del Ballet Clásico de San Petersburgo (es Gran Prix de la Competición de Ballet de Moscú, Medallas de Oro de París, Nagoya, primeros premios en Budapest y Perm-Arabesk, solista principal de Mariinskiy Ballet de San Petersburgo). Este verano su ballet estará en Madrid, en su ya octava gira por España.
  4. Igor Moiseyev – leyenda de la danza, creador del Ballet de Igor Moiseyev. Vendrá a España en noviembre y diciembre próximos para solo 5 funciones, el 28 de noviembre estará en el Auditorio Baluarte de Pamplona, el 30 de noviembre estaré en el Kursaal de San Sebastián y el 2 de diciembre estará en el Teatro Real de Madrid.

Maya Plisetskaya – Danza En Escena

Prima Ballerina Assoluta del siglo pasado.

“Maya regaló un carácter único y ejemplo de patria universal en el arte”

Distinguida como un artista dentro del pueblo de la URSS, Maya fue una de las luchadoras más activas para salvaguardar la voluntad del artista

Tatiana Solovieva ha sido entrevistada por la revista “Danza en Escena”. Ella misma nos cuenta la vida de esta gran bailarina que marcó una época.

Se fue de este mundo la gran bailarina, la leyenda del ballet, la incomparable Maya Plisetskaya. Pero ella siempre se quedará en nuestra memoria. Desde hacía décadas gozaba de reconocimiento universal pero, para mí, Maya, fue mucho más que una Gran Artista. Tuve la suerte de conocerla de cerca, compartiendo con ella múltiples vivencias artísticas y personales.

Yo nací en Perm, donde el ballet siempre fue orgullo de la ciudad. Conseguir entradas para asistir a una función era muy difícil, a veces misión imposible. Todos estábamos pendientes de los estrenos y seguíamos, ávidos, las noticias de las giras y éxitos nacionales e internacionales de nuestra querida Compañía: el Ballet de Perm.

Durante el tiempo que duraron mis estudios de Musicología, igualmente en Moscú, y en los años posteriores en los que pertenecí como artista al Teatro Musical de Vladimir Nazarov, yo seguía siendo una enamorada del ballet clásico, considerándolo como la más bella de todas las artes. No me perdía ninguna oportunidad de asistir a cualquier espectáculo del Bolshoi, del Stanislavsky o del Ballet Clásico de Moscú… Fue precisamente en el Bolshoi cuando en 1985 tuve la suerte de ver, por primera vez, a Maya Plisetskaya como solista en “La Gaviota” y “La Dama con el Perrito”.

TatianaMayaMancha

Cuando yo llevaba tres años en España, produciendo y distribuyendo espectáculos, mi ex coreógrafo del Teatro Musical de Moscú me propuso organizar una Gira, de una recién creada Compañía que se llamaba Ballet Imperial Ruso. Cuando me dijo los nombres de los solistas no podía creer que tantas estrellas podrían estar en el mismo espectáculo: Nadezhda Pavlova, Galina Shliapina, Gediminas Taranda, Ilgiz Galimulin, Vera Timashova, Alexandr Gorbatsevich, Ludmila Vasilieva… y todas ellas lideradas por la genial Maya Plisetskaya. Sentí tal ilusión que, aun sabiendo que ni llenando los teatros me quedaría beneficio alguno, acepté.

“Plisetskaya siempre apoyaba a los jóvenes talentos ayudándoles para que el público les conociera”

 

Maya acompañaba a toda la Compañía al principio y al final del espectáculo: en la “Polonesa” y en el “Capricho Italiano”, ambos con la música de Chaikovskiy.  En el medio de la segunda parte, se producía el momento más emocionante de la gala. Era el instante en que la Plisetskaya aparecía para dar comienzo a su interpretación de “La muerte del cisne”. En el escenario el ambiente con tonos azules oscuros, su figura etérea, de espaldas, moviendo los brazos como solo ella sabía… El público, poco a poco, se iba quedando sin aliento. El silencio era absoluto

Como bailarina profesional, Maya Plisetskaya todos los días hacía la clase de ballet con la Compañía. A todos nos maravillaba ver que una bailarina de 70 años trabajaba igual que las jóvenes. Maya nunca fue profesora ni directora. Pero era excepcional como asesora artística. Siempre hacía comentarios muy valiosos para que se comprendieran los significados artísticos y culturales de cada coreografía y sabía mejor que nadie cómo debían ubicarse los bailarines para ofrecer una mejor visión al público.

Fuente: Danza en Escena.  Leer el artículo completo